«La clase media: Los que no son pobres ni son Carlos Slim» ¿En realidad existe la clase media? (Una revisión de desigualdad social en México y niveles socioeconómicos para Nuevo León) – COLUMNA DE INVESTIGACIÓN DATLAS

Conceptos a ver en este blog:

  • Pobreza
  • Canasta básica
  • Desigualdad Social
  • Coeficiente de Gini
  • Curva de Lorenz
  • Nivel Socio Económico
  • Posibles causas de la desigualdad social
  • Porque es importante hablar de desigualdad y pobreza

México es un país rico en cultura, especies, y comida, hemos tenido artistas reconocidos internacionalmente como Juan Gabriel, contamos con especies únicas de animales endémicos y sorprendentes como el Axolote, y sazones que a cualquier mexicano le duele no tener en el extranjero. Por el otro lado, lamentablemente también somos un país con demasiada pobreza en cuestión de calidad de vida, tanta y tan variada, que para un análisis más robusto no basta con medidir las clases sociales en 3 niveles (alto, mediano, y bajo), si no, en 7. Enterate en este blog cuales son estos 7 niveles y cómo son medidos.

Antes de empezar con el tema fuerte de este blog, creemos es pertinente hablar del título, y es que es probable que al existir gente famosa en nuestro país con una riqueza enorme como lo son Carlos Slim, Germán Larrea, Alberto Baillères y Ricardo Salinas Pliego (quienes se supone tienen el 9% de la riqueza del país), pero al mismo tiempo mucha gente que muere de hambre, nos hayamos hecho alguna vez las preguntas: ¿México es un país rico o pobre? y ¿Cómo y quién mide la pobreza?

Para la primera pregunta habría que esperar al final de este blog, pero para la segunda, seremos lo más breves posibles.

Gráficas por elaboración propia. Fuente: INEGI, CONEVAL

En México la organización encargada de medir la situación de pobreza, es el CONEVAL, el cual tiene diferentes metodologías, pero la más sencilla es mediante la canasta básica. Aquí mediante muchos cálculos que buscan representar la cantidad mínima de dinero para comprar una canasta de bienes considerados indispensables, definen esta cantidad de dinero como una línea de pobreza, y si los hogares ganan menos de esa cantidad, son considerados que viven en situación de pobreza.

Nota: Es importante mencionar que para determinar esta canasta con bienes indispensables, se calcula el gasto de las familias en función de las calorías necesarias (su energía). Así como existen otras medidas de la pobreza tales como: Rezago educativo, acceso a los servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, acceso a los servicios básicos en la vivienda, y acceso a la alimentación nutritiva y de calidad.

En la gráfica podemos contemplar cómo ha aumentado la línea de pobreza a lo largo de los años, en la izquierda tenemos su comportamiento estacional en las áreas urbanas, y a la derecha su parentezco con la inflación, pues a principios del año aumenta, para bajar en abirl, y luego seguir aumentando hasta finales del año. Esto mostrando un poco que a las personas en situación de pobreza les es más difícil sobrellevar la inflación, pues al estar la mayoría en el sector informal, sus gastos aumentan pero sus salarios no.

** También te puede interesar leer nuestra columna: “La inflación: un enemigo silencioso”

Mapa por elaboración propia. Fuente: CONEVAL

A partir de lo antes mencionado, creamos este mapa con los porcentajes de hogares en situación de pobreza según cada estado de la república. Aquí empezamos a ver uno de los temas principales de este blog, mientras que en Nuevo León el 24.33% de las personas en el 2020 se encontraban en situación de pobreza, en Chiapas el porcentaje era del 75.49%, lo cual refleja un contexto de calidad de vida completamente diferente, este fenómeno, es conocido como desigualdad social. Y aquí estamos viendo cifras comparando estado con estado, pero ¿Cómo podríamos entonces comparar a todos los ciudadanos del país?

Coeficiente de Gini y Curva de Lorenz

Para responder a esta última pregunta, una manera muy útil de medir la desigualdad, es mediante el Coeficiente de Gini, este al igual que la canasta básica, es una cifra en función del ingreso de las personas, la gran diferencia, es que esta cifra va del 0 al 1, donde 0 es igualdad absoluta (todos en México tienen la misma cantidad de dinero), y 1 es desigualdad absoluta (1 persona tiene todo el dinero del país).

En el 2021, el Coeficiente de Gini de México era de 0.503, pero en el 2018 era de 0.454 cuando al mismo tiempo en países europeos como Francia y España el el coeficiente era de 0.285 y 0.335, y en países latinoamericanos como Uruguay era de 0.397. A nivel estatal el Coeficiente de Nuevo León es de 0.447.

Gráfica por elaboración propia. Fuente: INEGI, Data NL, y European Data Lab

Al obtener los Coeficientes de Gini podemos ver que tanto vamos mejorando en materia de desigualdad y cómo están otros países. Sin embargo, si queremos ver esta desigualdad de manera gráfica y obtener otras conclusiones podemos utilizar la Curva de Lorenz. Gracias a las gráficas anteriores podemos ver dónde se acumula mayormente la desigualdad, y que el 10% de la población en México tiene el 32% del ingreso y gasto (1 – 68%), mientras que en Nuevo León solo es del 29%, y en Francia el 23%.

Nivel Socio Económico

Imagen con los Niveles Socio Económicos: A/B, C-, D, y E

Ojo, muchas veces la conversación se queda en estas cifras y distribuciones, pero después de indagar en el tema, hay algo muy importante que no estamos calculando. Y es que el Coeficiente de Gini nos muestra sólo la desigualdad de ingresos, que si bien es una de las variables más importantes para determinar la calidad de vida en la sociedad. En Datlas llevamos rato trabajando con un concepto que nos mostrará un panorama mucho más amplio de la calidad de vida en México y en Nuevo León, este concepto es el dichoso Nivel Socio Económico.

Como bien comentamos en el blog de la paridad de compra, poco importa el ingreso de las personas, si no vemos su poder adquisitivo. Un apartamento y un desayuno no cuestan igual en Ciudad Victoria y en Monterrey, entonces si alguien con cierto ingreso puede vivir muy bien en Cd. Victoria, probablemente batalle mucho más si con ese ingreso viviera en Monterrey.

** También te puede interesar leer nuestra columna: “El dólar USD está muy caro, pero ¿Más de lo que debería? – Entérate aquí cómo saber si una divisa está sobrevalorada (Poder de Paridad de Compra)”

Retomando el tema del NSE, esta métrica es medida por el AMAI y se divide en 7 niveles: A/B, C+, C, C-, D+, D, y E. Cada uno cuenta con características las cuales describen un contexto de calidad de vida diferente como se puede observar en la imagen anterior.

El A/B por ejemplo, en su mayoría el jefe de familia tiene estudios profesionales o posgrado (80%). Siete de cada diez viviendas (72.5%) tienen al menos 3 dormitorios y un 67% cuentan con al menos dos automóviles. Mientras que el nivel E, la mayoría (82%) tienen un jefe del hogar con estudios no mayores a primaria. Siete de cada diez viviendas tienen solamente un dormitorio y 83% no cuentan con baño completo. La tenencia de internet en la vivienda es muy bajo (0.3%), y más de la mitad del gasto se asigna a alimentos (52%) y solo el 1% a educación. Todas estas características están en la página del AMAI dedicada al NSE, y vale la pena leerlas para saber en cuál NSE estamos.

Fuente: AMAI

Como podemos observar, ya no solo estamos hablando de ingreso, si no, de la educación del jefe del hogar, equipamiento (si tienen televisión, refri, etc), transporte y demás. Pero, ¿Cómo se distribuye esto en los diferentes estados del país? Una Manera de verlo es mediante las distribuciones presentadas en el manual del AMAI, donde podemos ver la gran diferencia de estado a estado. En este caso en el 2020 en Nuevo León el 44% está en los primeros 3 niveles y solo el 38% está en los últimos 3. Mientras que en Chiapas solo el 15% está en los primeros 3 niveles y mucho más de la mitad (79%) está en los últimos tres niveles.

Mapa inteligente de Datlas en Monterrey, con los 7 NSE

Otra manera de ver esta distribución es en un mapa inteligente como los que tenemos en Datlas de todos los estados de la república, y de los cuales podemos obtener los datos del Censo 2020 entre otras fuentes de datos de cierto polígono de interés en cualquier punto del mapa para evaluar una ubicación.

Hasta este punto ya hemos tenido un buen recorrido por los temas más relevantes de la desigualdad social, y al mismo tiempo de la pobreza del país. Para cerrar estos temas, vale la pena mencionar que México se encuentra en el 25% de los países más desiguales del mundo, y es el segundo más desigual de la OCDE. Según Esquivel Hernández, G. (2016), mientras el PIB per cápita crece a menos del 1% anual, la fortuna de los 16 mexicanos más ricos se multiplica por cinco.

Posibles causas de la desigualdad

Cuando hablamos de causas mucho se le atribuye a que las personas tienen problemas de diversidad geográfica, étnica, política y social. Tenemos comunidades en muchos lugares rurales que son casi impenetrables y que hacen muy difícil que haya calidad educativa, acceso al crédito, etc. Sin embargo, no hay que irnos tan lejos, el problema de la pobreza se hace más grande incluso en los lugares menos margniados.

Al vivir en situación de pobreza, todo es más caro, los traslados son más difíciles por la ubicación y el tiempo del transporte, no alcanaza para comprar a mayoreo, los bancos y casas de préstamo cobran una comisión más alta para todo, por la poca confianza, y como vimos en el NSE E, el 52% del ingreso familiar se va a la comida, y con el otro 48% se debe de destinar a necesidades básicas, sin tomar en cuenta que todos estamos expuestos a algún gasto grande e inesperado como algún problema médico, alguna pandemia, sequía, o algun aumento acelerado de la inflación (pero no de los salarios). Por ende, tendría sentido pensar que el vivir en situación de pobreza es un círculo vicioso y cada vez es más difícil de salir.

Este círculo vicioso claro que es más fácil de caer en un país con las siguientes caractarísticas:

  • Corrupción. El desvío de fondos reducen los recursos destinados a las inversiones en la población más vulnerable.
  • Desempleo. La falta de empleos productivos hace que un importante segmento de la población se dedique a actividades informales de baja remuneración. En el 2021 el porcentaje de mexicanos en situación informal era del 55.8%.
  • Discriminación. Al juzgar a las personas por su situación y/o apariencia, hace que sea más difícil conseguir mejores oportunidades.

** También te puede interesar leer nuestra columna: “¿ESCASEZ DE AGUA EN NL? POR DÓNDE COMENZAR A INVESTIGAR (UNA REVISIÓN CON MAPAS Y RESPONSABLES DE LA IP)…”

¿Por qué es relevante hablar de pobreza y desigualdad?

Después de ver cómo México tiene escenarios muy diferentes a lo largo del país, esperemos y se hayan llevado la conclusión de que esto implica oportunidades diferentes, y el evadir esta clase de temas, significa no ver la imagen completa de gran parte de la población y sus problemas. De la misma manera, nos invita a reducir desde nuestra trinchera las posibles causas de desigualdad social.

Que el privilegio no te nuble la empatía

– Ita María

Hasta aquí la columna de hoy, esperemos se hayan quedado con varios conceptos interesantes de economía, y cómo muchas veces los aplicamos los analistas de datos. Y ustedes, ¿En qué NSE se encuentran? ¿Qué les pareció la columna?


Equipo Datlas

– Keep it weird-

Fuentes:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.