¿QUÉ ES UN SHAPEFILE Y PARA QUE SIRVE? – INVESTIGACIÓN DATLAS

En Datlas nos especializamos en brindarles a nuestros clientes las mejores opciones para transformar sus datos en decisiones inteligentes, para ello tenemos una oferta grande de soluciones. Los tableros de inteligencia que ofrecemos son muy buenos en explicar los datos, mediante el uso de visuales podemos detectar tendencias y producir hallazgos. Por otro lado, tenemos el uso de Mapas, estos facilitan la interpretación de los datos que están georreferenciados.

Si quieres conocer mas acercaa de los Tableros de Inteligencia, te invitamos a leer «Dashboards de negocios, guía para principiantes – MANUALES DATLAS»

¿Que tienen de especial los mapas en Datlas?

El uso de nuestros mapas resuelve muchos de los retos actuales que tienen los negocios. Desde mapas de expansión comercial, hasta mapas que integran información de ventas de tu negocio.

Una de las solicitudes que hemos atendido es la de integrar distintos tipos de información georreferenciada al mismo mapa. Esto tiene como objetivo crear un mapa con toda la información que se necesita, logrando así un mapa completamente personalizado.

La solución tecnológica para poder integrar múltiples fuentes y múltiples tipos de datos a un solo mapa se atiende de múltiples maneras. Antes hemos hablado de que es un “Geohash” o para que sirve un “AGEB”, pero en esta columna queremos platicarles de que es un Shapefile, de que se conforma, cuál es su utilidad y de cómo podemos crear uno nosotros.

Te invitamos a leer las siguientes columnas para conocer mas de geohash y AGEBs.

¿QUÉ ES UN AGEB Y PARA QUE SIRVE? – INVESTIGACIÓN DATLAS

¿QUÉ ES UN GEOHASH Y PARA QUE SIRVE? – INVESTIGACIÓN DATLAS

¿Qué es la georreferenciación?

Esta es una técnica de posicionamiento espacial donde ubicamos en el mapa un objeto.

Si nos queremos poner técnicos, la georreferenciación es el posicionamiento espacial de una entidad en una localización geográfica única y bien definida mediante el uso de un sistema de coordenadas y datum específicos.

Todo esto se traduce en poner un punto en el mapa.

¿Qué encontramos en un Mapa?

Cualquier mapa que utilicemos desde Google maps hasta algún mapa viejo en papel tiene información desplegada. Toda esta información se encuentra en el mapa tomando alguna forma, esta puede ser un punto, línea o un polígono.

Puntos

Los puntos son objetos que no tienen ninguna dimensión, solo están ubicados dentro del mapa, pero tienen cero “volumen”, estos tienen a ser usados para representar mucha de la información y sin duda alguna es el tipo más común que encontramos en la mayoría de los mapas.

Uno uso común de los puntos es marcar la ubicación de un negocio, parque, centro comercial, etc. Estos lugares sin duda tienen un espacio o un “volumen” en tres dimensiones, pero para fines de simpleza, tienden a ser representados con un solo punto en el centro de su ubicación.

Por ejemplo, en esta captura de pantalla de Google Maps, encontramos al parque fundidora de la ciudad de Monterrey como un solo punto, al centro del parque.

Líneas

El segundo tipo que tocaremos será las líneas, para ello podemos pensar en la silueta o contorno de un lugar. Las líneas tienen un mundo de usos, uno de los más comunes es colocar los niveles topográficos del lugar. En algunos mapas también pueden ser usadas para desplegar información como calles, líneas de metro, límites territoriales, etc.

Polígonos

El polígono tiene la función de formar objetos en 2 dimensiones, en Datlas los utilizamos para delimitar una zona del mapa y agrupar sus características.

Por ejemplo, en esta imagen tenemos algunos polígonos de la Ciudad de Monterrey del mapa demo Datlas.

Trabajando con Múltiples Tipos

Cuando desarrollamos un proyecto nuevo en Datlas, es normal tener múltiples tipos de datos, así como múltiples fuentes.

Al tener todos estos datos georreferenciados, podemos colocarlos en el mismo mapa sin importar de que tipo sean.

Para eso trabajamos con nuestro habilitadores tecnológicos de GIS (geographic information system) que nos permiten procesar la información para colocarla en el mapa.

Nuestro software favorito tiene el nombre de QGIS.

Este es un software libre y de código abierto (open source) que habilita a nuestro equipo de manera importante para hacer procesamientos geoespaciales.

URL: https://www.qgis.org/en/site/index.html

Al trabajar con este tipo de programas podemos hacer uso de múltiples tipos de datos y de distintos formatos.

Lo que nos lleva al famoso SHAPEFILE. Este es un tipo de formato que nos permite trabajar con información georreferenciada ya sean puntos, líneas, polígonos, entre otros.

¿Qué es un Shapefile?

Un shapefile es un formato, así como tus imágenes tiene “.jpg” o tu documento de Word tiene “.docx” los shapefiles o comúnmente abreviados como “shp” son formatos de vectores geoespaciales de datos para el uso de software GIS.

Este formato de shapefile fue desarrollado y es regulado por ESRI como un estándar abierto para la interoperabilidad entre ESRI y distintos softwares de GIS.

Ahora para confundirte:

Cuando decimos “Shapefile” podemos estar diciendo dos cosas distintas. En la industria estas dos cosas tienen el mismo nombre, pero no te preocupes, aquí te decimos por qué y cuáles son las diferencias.

El primero y el que es técnicamente correcto es nombrar “shapefile” al archivo que termina en “.shp”, este es un solo archivo que tiene las características de la geometría de tus puntos, líneas o polígonos.

El problema aquí es que un archivo .shp no puede ser utilizado por sí mismo, tiene que ir acompañado de otros archivos con terminaciones .shx, .prj & .dbf.

Y he allí la confusión, como requerimos de mínimo estos cuatro archivos juntos para poder hacer uso de la información que almacenan, también se conoce como “shapefile” al conjunto de archivos que trabajan juntos para desplegar información en un sistema de información geográfica (GIS).

Mas adelante exploraremos cuales son las funciones de los otros tres archivos necesarios y de todos los otros que pueden acompañar a nuestro “shapefile” que son opcionales.

¿Cueles son los formatos que conforman un Shapefile?

De ahora en adelante llamaremos al conjunto de archivos que trabajan juntos para desplegar la información como “shapefile”.

Sin duda al trabajar con este tipo de documentos y sistemas por primera vez surge la duda de cómo hacer que funcione, por lo general al hacer uso de un archivo solo hacemos clic en él y si tenemos el programa adecuado, este se abre.

Para que un shapefile funcione de manera adecuada solo tenemos que asegurarnos de que todos los archivos que conforman un shapefile tengan el mismo nombre y estén en el mismo directorio o carpeta.

Por ejemplo, si tengo un shapefile que almacena información de un punto de interés se vería de esta manera en mi computadora.

Al importar estos archivos al QGIS o software de sistema de información geográfica de tu preferencia, se desplegará la información de manera adecuada y sin errores.

¿Qué función tienen los archivos que conforman un Shapefile?

Como lo mencionamos antes, un .shp se acompaña de 3 archivos indispensables para su correcto funcionamiento.

Estos son .dbf, .shx y .prj y su función es la que sigue:

.shp

Formato de la forma o, en otras palabras, almacena la geometría.

.shx

Almacena la indexación o forma del índice de la geometría, permitiendo su consulta en ambas direcciones del índice

.dbf

Almacena los atributos de formato, para cada figura del archivo.

.prj

Dentro de este archivo se encuentra la información sobre la proyección de la información. En sí, este archivo tiene los datos necesarios para georreferenciar el shapefile.

¿Qué otros archivos pueden acompañar un Shapefile?

Existen otra serie de archivos que pueden o no acompañar a los 4 esenciales, estos le agregan funciones o atributos al shapefiles.

Algunos de estos archivos son:

.sbn & .sbx

Indexación espacial de los atributos.

.fbn  & .fbx

Indexación espacial de los atributos, con la diferencia de que es solo para la lectura y no se pueden modificar.

.shp.xml (pegado)

Metadatos geoespaciales en formato .xml.

Existen muchos otros tipos de formatos de archivos que se pueden agregar a un shapefile, pero con esta introducción es más que suficiente para empezar a hacer uso de tus propios datos.

¿Dónde empezar?

La barrera de entrada para hacer uso de esta tecnología es baja, si tienes una computadora y puedes descargar información de internet, tienes todo lo que necesitas.

Empieza descargando QGIS desde https://www.qgis.org/es/site/ y utilízalo como tu software para procesamiento de información geográfica, este está disponible para Mac, Windows & Linux. Es seguro y gratuito.

Accede a la documentación en https://docs.qgis.org/3.22/es/docs/user_manual/ para familiarizarte con el programa.

¿Y los datos?

¿Qué crees?, no te tienes que preocupar por encontrar algunos shapefiles. Existe un mundo de información muy accesible y completamente gratuita que es generada por gobiernos, ONGs y entusiastas del mundo de los datos.

Te recomendamos usar tu motor de búsqueda al que más confianza le tengas (para mí: duckduckgo.com) y busques los shapefiles que más te llamen la atención.


Hasta aqui la columna de hoy ¿Qué otras aplicaciones has escuchado para los shapefiles? Únete a la conversación en @DatlasMX y aprende más del tema en Datlas Academy.

Equipo Datlas

– Keep it weird-

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.