Archivo de la categoría: public agenda

Ética Digital: Cimiento de la industria 4.0

Apenas hace 6 meses, en mayo, acuñamos el término ciberética para hablar respecto al tema de la ética dentro del mundo digital. Esto con la intención de abrir el debate público y comenzar a plantear acciones en pro de su discusión e inclusión. Y justo ayer estuvimos en el Día Inteligente NL 4.0 hablando del tema de ciberseguridad. De ahí que este texto pretenda dar continuidad al tema de la ética digital a través de una perspectiva nueva: la ciberseguridad.

dia_inteligente_nl_4.0_DATLAS

La ciberseguridad es un reto al que se enfrentan todos los países del mundo. La filtración de datos personales es apenas una de las muchas vertientes que tiene este concepto, entre las que también destacan la suplantación de identidad. Datos de la empresa Cynthus aseguran que hubo un aumento de 566% en el número de archivos comprometidos a nivel mundial. Tan solo en México el impacto económico de este tipo de incidentes se estima alrededor de los $5,000 millones de pesos anuales. En cuanto a los casos de filtración de datos en 2018, según datos de Sophos Iberia, han afectado a más de 65 millones de usuarios a nivel mundial. El ritmo de crecimiento que han tenido estas amenazas, hace que hoy mismo se estimen alrededor de 122 registros de datos en peligro por segundo. Los delitos de ciberseguridad en México son solo una pequeña parte, el valor total para la economía mundial suma alrededor de $445,000 millones de dólares en daños relacionados con ciberseguridad, de acuerdo con Eduardo Palacios, especialista en Tecnologías de la Información de IBM México.

datlas_barra_suscribir

El caso más sonado de este año es quizá el caso de Facebook, del que también hemos hablado a inicios del año. Pero Facebook no es el único que ha sufrido de este tipo de escándalos, existen otros casos no menos impactantes como el de British Airways, la aerolínea más grande del Reino Unido, que sufrió un hackeo que expuso cerca de 380,000 datos de tarjetas de crédito de sus clientes. Según confirmó la compañía, los datos fueron robados de la página web ba.com y de la aplicación móvil a través de un malware que transfería la información a unos servidores ubicados en Rumanía.

Otro caso muy sonado, el de la empresa Jobandtalent, el famoso portal para encontrar trabajo, que también resultó este año víctima de un ciberataque que expuso los datos de 10,000,000 de usuarios españoles, incluyendo nombres, apellidos, direcciones de correo electrónico y una versión cifrada de su contraseña.

Pero estos ataques no son exclusivos de alguna industria, Ticketmaster, la popular plataforma de compra de entradas, también experimentó la desagradable visita de un software malicioso que expuso los datos de 40,000 usuarios al atacar un producto para soporte de cliente alojado por un proveedor externo de la compañía.

De igual forma, T-Mobile, el operador de telefonía móvil estadounidense, fue atacado el pasado agosto. Los datos comprometidos de la filtración afectaron a más de 2,000,000 de sus clientes e incluyeron nombres de usuario, códigos postales de facturación, números de teléfono, direcciones de correo electrónico, números y tipos de cuenta.

Asimismo, estos delitos no conocen fronteras, Typeform, la startup española de encuestas reconoció que una filtración, el pasado julio, afectó a miles de usuarios después de que hackers atacasen uno de sus servidores para acceder a credenciales cifradas, nombres y direcciones de correo electrónico.

Finalmente, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) también sufrieron de este mal. Se trata de una filtración de la base de datos de reclutamiento de las FDI. La información fue sustraída por dos civiles con ayuda de dos soldados, los cuales tenían información privilegiada para acceder a servicios clave. El daño afectó a miles de soldados en listados entre el 2011 y 2014. Esta información, que involucraba datos personales, familiares y de la institución, fue vendida y utilizada para actividades publicitarias. Este tipo de prácticas también es común en países de Latinoamérica, como Chile, donde las bases de datos de consumidores o empresas se venden sin ningún perjuicio.

datlas_etica_legal

Este tipo de delitos afectan directamente el desarrollo y el potencial de lo que la industria 4.0 puede ofrecernos en temas de análisis de datos y mejoras en producción y experiencia de usuarios. La fragilidad de las APIs y el bajo presupuesto en ciberseguridad en México, más que en el resto del mundo, nos rezaga en términos de desarrollo económico y crecimiento.

Ante estos casos el dilema ético tiene dos facetas importantes: en primer lugar, la forma en la que las empresas deben de cuidar los datos sensibles de sus clientes, desde su obtención, almacenamiento y posible eliminación (de ser necesario) para evitar que existan este tipo de filtraciones; y en segundo lugar, la forma en la que las empresas deben establecer protocolos de reacción ante crisis de este estilo para poder informar de forma veraz y oportuna a los clientes de las posibles o inevitables consecuencias de una filtración de este estilo. El lado positivo de estos problemas es que esclarecen de manera muy puntual las áreas de oportunidad sobre las que se tienen que trabajar, no sólo por parte de los directamente involucrados (empresas y clientes) sino también por parte de todos los actores periféricos del ecosistema, desde el gobierno con sus leyes y regulaciones, las escuelas con sus contenidos educativos y los mismos ciudadanos con su cultura y mejores prácticas.

Ahora bien, ¿qué podemos hacer nosotros mismos desde nuestra “trinchera” para protegernos respecto a estas amenazas? ¿qué podemos hacer al momento en el que nos volvemos víctimas, inevitables, de un caso de filtración? Nosotros planteamos soluciones puntuales, muy acorde a lo comentado por los panelistas anoche:

  1. Las personas: debemos concientizarnos de que nuestros datos personales tienen ese nombre porque son parte constitutiva de nuestra personalidad, de nuestra persona, de nuestro ser. Debemos cuidarlos como a cualquier otra dimensión de nuestra persona.
  2. Los clientes: debemos aprender a discernir y elegir a las empresas en las que hemos de depositar nuestra confianza para la salvaguarda de esos datos. Debemos buscar siempre empresas que sean capaces de vernos como fin y no solo como un medio, que se interesen y respeten estos datos tanto como nosotros mismos los cuidamos. Asimismo, una vez en relación con la empresa, tener muy claros los pasos a seguir en cuanto a un suceso de filtración, porque debemos ser conscientes que nadie estamos eximes de ser víctimas, pero si podemos decidir victimizarnos o salir adelante ante una situación así. Debemos aprender a exigir, como la fuerza del mercado que somos (demanda), estándares de seguridad y protocolos de la más alta calidad y vanguardia. Iniciativas como la tecnología blockchain es uno de los ejemplos de mayor potencial. stakeholders-involvement_datlas
  3. Las empresas: deben posicionar al cliente como el centro de su negocio, deben definir los incentivos adecuados para que ningún miembro interno realice o permita que otros realicen actividades de filtración de información. Deben contar con códigos de ética, con reglas claras, con sanciones definitivas y protocolos de reacción inmediatos. Datos de la empresa Cynthus estiman que los negocios tardan alrededor de 39 días en contener una intrusión cibernética, pero es necesario comunicarlo en cuanto se descubra, con rapidez, con veracidad y con líneas de acción claras para proteger la información de los usuarios. Algunos ejemplos de medidas que han desarrollado las empresas, alrededor del mundo, son: las reformas a sus términos y condiciones (como Facebook, posterior al escándalo), el aumento de protocolos de seguridad para compartir información a través de APIs (como las llaves, keys, de autentificación que te piden empresas como Google para minar información), etc.
  4. El gobierno: debe asegurar a clientes y empresas unas reglas muy claras para desarrollar el “juego” de la manera más ágil posible, pero siempre cuidando contener los posibles problemas. El gobierno debe promover no solo leyes sino también programas que enseñen a los futuros empresarios y clientes a proteger sus datos personales desde el momento en que deciden compartirlos. Algunos países, por ejemplo, han aprobado la ley del “Derecho a ser olvidado” que obliga a las empresas tecnológicas a borrar todo historial y huella digital de los usuarios que así los deseen y lo soliciten. En México se han dado algunos primeros pasos a través de la aprobación de la Ley Federal de Protección de Datos Personales, pero aún faltan capitalizar estos, y otros, esfuerzos para que realmente tengan un impacto significativo.
  5. Las instituciones educativas: deben incluir, a todos los niveles, tópicos relacionados con los valores éticos dentro del mundo digital. El hecho de inculcar la solidaridad para cuidar los datos personales de los demás no solo de clientes sino también de colegas, compañeros, etc. El respeto por la privacidad de cada uno y la actitud de dialogo y apertura para tratar temas delicados relacionados con filtración de datos y otros posibles contratiempos.

datlas_barra_suscribir

Actualmente existen escuelas de negocios y universidades alrededor del mundo que dan diplomados en ética digital, que estudian la ciberética y que están generando contenido respecto al tema. Debemos colaborar con esas instituciones y adoptar las mejores practicas a nivel mundial. 

O tú, ¿qué opinas? Cuéntanos en nuestras redes sociales

@TheDatlas

Anuncios

PropTech Capítulo 2: Big data, geo-análisis y un par de trucos más…

Apenas hacer un par de meses escribimos por primera vez acerca de este concepto tan novedoso y desconocido: PropTech. Comentamos acerca de la forma en que nació, de que trata y la disrupción que busca hacer en el sector inmobiliario. Hoy, apenas 2 meses después, queremos platicarles un poco de lo mucho que hemos aprendido, en parte, gracias al programa View Accelerator.

Hace algunos años, cuando nació DATLAS, intentamos lanzar un modulo de bienes raíces que precisamente intentaba apalancar las ventajas del big data a favor del sector inmobiliario. La idea era geo-localizar cada propiedad en venta/renta dentro de un mapa y poder dar insights acerca del entorno como, por ejemplo: a que distancia está la escuela más cercana, cual es el índice de criminalidad de la zona, etc. Todo esto para mejorar la toma de decisiones de las personas que estaban en busca de adquirir su patrimonio. Hoy en día ya existen muchos sitios que lo hacen. Pero eso era solo el comienzo…

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otro de los grandes catalizadores que ha accionado el big data dentro del sector inmobiliario son las PropTech financieras. Si bien es cierto que las FinTech habilitaron un gran disruptor llamado crowdfunding, lo que verdaderamente está exponenciando el valor financiero dentro del ecosistema inmobiliario son estas nuevas PropTech que realizan tus evaluaciones de solicitud de crédito casi de forma inmediata. ¿Cómo? A través de cruces de grandes cantidades de información, desde tus perfiles de redes sociales, cuenta de teléfono, etc. Logrando eliminar la necesidad de avales, chequeos en buró de crédito y hasta comprobaciones de ingresos. Incluso existen startups que, con estas ventajas, han llegado a ofrecer un “seguro de rentas”, es decir, a tomar el riesgo de asegurar las rentas a aquellos arrendatarios que realicen una transacción con un arrendador que haya pasado por sus procesos de pre-calificación. Esto realmente representa una disrupción total en la cadena de valor de una industria que durante años se ha distinguido por ser intensamente burocrática y con procesos muy laboriosos.

datlas_ion_financiera_proptech2.png

De igual forma existe otra técnica que ha revolucionado la industria y en la que muchas nuevas PropTech se están enfocando: el geo-análisis. Cuando hablamos de geo-análisis debemos entender precisamente que el análisis geográfico para la industria inmobiliaria conlleva una serie de tareas desde la localización hasta la verificación de uso de suelo de los terrenos etc. Y es precisamente aquí donde muchas startups estamos tomando ventaja y, combinando las técnicas anteriormente mencionadas, hemos logrado realizar estudios de evaluación de proyectos y comenzar a estructurar algoritmos de vocación de predios.

Uno de los ejemplos más sencillos es la identificación de tendencias de urbanización para localización de nuevos desarrollos:

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente, debemos reconocer que la PropTech en México, como muchas otras mega tendencias, ha llegado con algo de rezago, pero su futuro es tan prometedor como los hipnóticos avances que se tienen alrededor del mundo. Compañías, emprendedores, gobiernos y escuelas a lo largo y ancho del continente europeo y asiático están cada día más comprometidos con apalancarse de estos avances tecnológicos para crear startups PropTech que gestionen los accesos a casas, edificios y oficinas, sin llaves; para que diseñen departamentos que optimicen completamente el uso de espacios, en donde el dormitorio y el estudio puedan coexistir dentro del mismo cuarto y ¡los mismos metros cuadrados!; portales y procesos en donde ofertar y comprar una casa sea tan fácil y rápido como comprar un par de lentes de sol en Amazon; una moneda única, solida y segura, que habilite las inversiones y transacciones de toda una industria y asegure la confianza y la agilidad de todo un ecosistema. Al igual que el big data, el machine learning y la inteligencia artificial, las PropTech es una tendencia que hace apenas unos meses creíamos una moda, una novedad pasajera; sin embargo, en DATLAS, estamos convencidos que ha llegado para quedarse y nos enorgullece ser parte de su crecimiento en México.

¿Quieres ser parte de esta tendencia? ¡Te invitamos! Súmate en nuestras redes sociales:

 

@TheDatlas

Entrepreunomics – Fórmula para ser la capital de emprendimiento en México

En el emprendimiento… ¿Qué es lo normal? ¿Qué es lo habitual? ¿Está bien? ¿Podría ser mejor? ¿Qué se necesita para ser mejor? Hace unos días tuve la oportunidad de participar en la preparación de una agenda política para emprendimiento auspiciada por una asociación llamada “Jóvenes Unidos por Nuevo León”. En el marco del evento, nos reunimos varios emprendedores activos de la ciudad tratando de identificar que proyectos concretos podríamos proponer referente al tema del emprendimiento en la ciudad. En esta nota les platicamos un poco de los hallazgos, de nuestro mindset y de la visión que se podría fabricar para México en 20 años si le damos la prioridad merecida al emprendimiento … al fin de cuentas siempre alardeamos del #bonodemografico… pero los esfuerzos han sido insuficientes.

Vamos a partir de entender el ecosistema emprendedor. En resumen conformado por 4+1 participantes: Emprendedores, inversionistas, educación y gobierno. !Ah! Claro faltó el más importante “+1” : el mercado.Ecosistema emprendedor

Al día de hoy juega numerosas organizaciones, instituciones y personas en el ciclo del emprendimiento en México. Algunas son: INADEM, Universidades, Venture Capitals, Incubadoras, entre otras.  Una vez detectado eso hay que afinar el “aceite” que hace fluir con más facilidad al sistema y los pilares de orden para que los objetivos de los participantes estén alineados a los mismos objetivos.

En nuestra conversación (apoyada en experiencias en México y Silicon Valley) platicamos de lo pesado y costoso que significa para el emprendedor llegar a la punta de la curva de aprendizaje de iniciar un negocio en México. Si bien a un conocedor promedio de negocios le tomaría cerca de un mes conocer todas las oficinas que tiene que visitar para su: Alta en hacienda, registro de marca, protección de secreto industrial, procesos contables, legales, etc…

Cerramos el diálogo proponiendo algo así como una “ventailla única” … una especie de espacio público donde haya un visor de cada una de las agecias relevantes para fundar tu empresa. Si México trae alrededor de 68 días para hacer una empresa… tratar de bajar esos números a 25-30 días para ser más competitivos.

Otro de los temas relevantes fue el de cómo envisionar a los emprendedores jóvenes a la visión global que caracteriza centros de emprendimieto como “Silicon Valley” y “Tel Aviv”. Fue ahí cuando nos apoyamos en la curva “normal” de empredimiento:

Curva de emprendimiento por Pedro Vallejo
Curva de emprendimiento por @PedroVallejo4

En dónde visualmente podemos acertar en que la mayoría de los emprendedores se encuentra “normalmente” en los 30 años iniciando a emprender. Explicado este punto porque es un periodo de la vida donde tienen más seguridad económica y aún sigue siendo viable “arriesgar todo” para formar un negocio.

La propuesta es incrementar todas las facilidades en el ecosistema para que esa curva se pueda desplazar a la izquierda, en donde aprovechando el bono demográfico del país (ya que nuestra población es mayormente joven), podamos tener casos de emprendedores que llegar a sus 30 años de edad con 10 años de experiencia en empredimiento y no en “trabajar para alguien más”.

No tiene nada de malo comenzar a una “cierta edad”… pero lo que sí es cierto es que para elevar tu negocio a un nivel global es necesario unos años de experiecia con tu mercado, crear un producto competitivo y tener un buen plan de comercialización. Quien quiera ser en este país “el centro de emprendimiento nacional” tendrá que generar proyectos que exporten creatividad y productos innovadores alrededor de todo el mundo.

Concluímos esta nota con esa recomendación para los responsables de agenda públicas. Hay que darle la importancia que merece el emprendimiento tomando en cuenta que en 10 años podrá participar en la generación de empleos de alto valor para el país.

images (1)

Esperemos que te haya gustado y te invitamos a que siempre que tengas oportunidad participes activamente como ciudadano poniendo tus propuestas de cambio positivo en manos de tus representates de gobierno. Las cosas no cambian solas… y el primer paso es compartir todo lo que sabes en proyectos de cambio a tu comunidad.

Dejanos tus comentarios y ayúdanos a compartir este mensaje

@PedroVallejo4  – “Keep it weird”