Archivo de la etiqueta: Economía

Coronavirus pt. 1/2 – El efecto dominó de una pandemia a la economía regional (Datlas Research)

  • “-26% fue el promedio de caída en los principales precios de las acciones mexicanas, aún y tomando las medidas fiscales/monetarias necesarias podría empeorar por temas coyunturales (precios de petróleo, tratados comerciales, precio dólar,etc.)”

 

  • “+50% de los negocios en sectores estratégicos con potenciales impactos durante las semanas de cuarentena”

 

  • “18% (23M) de los empleos posiblemente impactados y se empeoraría si los industriales/maquilas fueran enviados a casa (37M en total)”

Resuena el Coronavirus (COVID19) por todos lados , probablemente no haya una persona con internet que no haya escuchado de esta pandemia ¿Pero qué sigue? ¿Qué sigue para México? En Datlas no somos expertos en salud o virus, pero sí en datos. Desde un ángulo económico, nos preocupa y ocupa el efecto de contagio de un problema sanitario a los bolsillos de las empresas y dueños de negocios.  Investigamos y preparamos dos columnas buscando prepararnos para los efectos dominó detonados del Coronavirus. En esta columna hablaremos de los mecanismos de contagio y dimensionaremos de manera general los posibles impactos. Entendiendo como impactos potenciales reducciones en producción o empleos con contracciones asociadas a los efectos del COVID. La segunda columna la puedes consultar aqui.

Datlas_barra_suscribir

Primer mecanismo – Efecto en la bolsa de valores americana

Datlas_CualCrisis_
Consultado: 13 de Marzo 2020 considerando el avance de una semana de las acciones más importantes de Estados Unidos. Fuente: https://finviz.com

El precio de las acciones públicas de las empresas resumen de cierta forma las expectativas de resultados de una empresa con base a las decisiones que toman y los efectos que tienen coyuntura en su industria. Cuando, por ejemplo, suben los precios del petróleo se impactan todas las compañías que en su cadena productiva tienen alguna dependencia con este insumo. Por ejemplo: FEDEX (En su entrega de paquetería utilizan vehículos que consumen gasolina. Y que al subir precios del petróleo se suben precios de la gasolina). De la misma forma con el COVID representa un efecto negativo en negocios relacionados al turismo, producción (cuando viene de China),

¿Quién la anda reventando en la crisis? Los precios de las acciones de los digitales. Zoom (VideoLlamadas), Pizzas Dominós (Por sus entregas a domicilio), Empresas de telesalud como TELADOC y SOPAS CAMBELL (Enlatados no perecederos que la gente compra en tiempos de crisis, sobre todo cuando su expectativa es que no vaya a tomar )

Segundo mecanismo – Las empresas más importantes del país

Datlas_Mexico_EfectoEconomia
Impacto del COVID19 y otros efectos globales sobre las acciones de las empresas mexicanas listadas más importantes. Consultado: 13 de Marzo 2020 considerando el avance de una semana de las acciones más importantes de México. Fuente: https://finviz.com/

Crisis financiera (no económica, relax) , pero las bolsas y los impactos sobre las expectativas de resultados de las empresas más importantes del mundo han tenido efectos negativos. A México le pegó  y durísimo. No es que no lo estemos haciendo bien, tampoco somos de los países con más casos identificados. Pero nuevamente, nuestra dependencia a Estados Unidos y las cadenas de proveduría Chinas impactaron muchos de los eslabones productivos en el país.

Tercer mecanismo – Sectores estratégicos (Reducción de ingresos comerciales, rentas familiares y empleos)

Datlas_Mexico_GiroDeNegocio
Fuente: Elaboración propia con datos del INEGI seleccionando los negocios en sectores estratégicos que según la prensa han tenido impactos

Para comprender este efecto hay que identificar a las empresas como detonantes económicos y habilitadores de consumo. Ya que las empresas generan empleos, los empleos rentas para las familias, estas rentas dan acceso a servicios de consumo como despensa (Sector consumo), vacaciones (turismo) y hasta adquisición de viviendas (Sector inmobiliario). A su vez consumos en estos sectores generan círculos virtuosos y efectos multiplicadores a otros sectores del sistema. El punto es que este tipo de anomalías, el COVID o Coronavirus, va debilitando lentamente los ensambles de este círculo virtuoso reduciéndolo en tamaño o en el peor de los casos rompiendo lazos entre sectores.

En los ejemplos más prácticos. Sectores como los comerciales (Cierre de algunas unidades de venta al público), turísticos (Traslados y eventos pospuestos), educación (Cancelación de clases)y corporativos(Trabajos de oficina enviando empleados a home-office) siendo los más impactados.

Cuarto mecanismo – Empleos

Datlas_empleoimpacto_nacional2
Fuente: Elaboración propia con datos del INEGI seleccionando los empleos en sectores estratégicos que según la prensa han tenido impactos

Cuando hablamos de ficha de dominó y los efectos de contagio de una anomalía como el COVID, hay que aclarar que se va ir dando lentamente. Conforme más tiempo tome la desaparición de sus efectos , más tiempo tomará regresar las actividades a su normalidad. En lo que eso sucede, algunos empleos serán impactados. En la tabla superior tomamos en cuenta los 55M de personas que dicen tener algún tipo de empleo, a partir de eso 23M

¿Podríamos estar peor? Si…

  • No se tomen medidas de prevención para reducir la propagación en centros de trabajo, ya que tardaríamos más tiempo en regresar a la “normalidad”
  • La comisión de tipo de cambio donde participa BANXICO no tome las medidas adecuadas para proteger el peso, ya que es uno de los mecanismos para mitigar o alentar los efectos de contagio
  • Qué gobiernos con grandes relaciones con México (osea Estados Unidos) incrementen protecciones a sus fronteras.
  • Que el gobierno haga ojos ciegos y oídos sordos a los impactos en sectores estratégicos. Lo que debería de estar peleando son subsidios para apoyar a las industrias con efectos más negativos para que puedan recuperar los resultados en este año. Y sobre hacerlo para que no despidan gente o reduzcan sus turnos

Datlas_barra_suscribir

¿Cómo prepararnos?

En el siguiente capítulo…. haremos un escenario puntual de cómo herramientas geo-espaciales nos pudieran ayudar de distintas formas para mitigar riesgos por este tipo de situaciones de muchas maneras.

Para seguir conociendo más de analítica de datos te recomendamos suscribirte a nuestro PODCAST “Café de Datos”

Caso_Blog_Podcast_E1_FF

Fuentes:

¡Año Electoral! Tiempo de reflexionar…

Martes 30 de enero, 9:00am y suena la alarma. Listo para comenzar un nuevo día, tomo mi celular, desactivo la alarma y, como todo buen millenial, entro a una red social para ver qué novedades. Un par de frases motivacionales, un par de memes y de pronto esto:

DATLAS_EPN_PIB_Mexico_2018

Como todo buen “numerologo” entiendo que juzgar con un solo dato no es “justo”. Y es por ello que nos dimos a la tarea de ver que es lo que nos dicen los datos acerca del desempeño de nuestro gobierno durante este último sexenio presidencial. Cabe aclarar que no estamos a favor o en contra de ningún partido político o candidato independiente, simplemente buscamos que los datos nos ayuden a tomar mejores decisiones y despertar en ustedes una opinión crítica respecto a la decisión final de la pregunta: ¿por quién voy a votar?

En primer lugar, hemos de comentar que el PIB=Producto interno bruto, es una medida macroeconómica que expresa el valor monetario de la producción total de un país, es decir, es la cantidad total de productos y servicios que nuestro país provee expresada en pesos y centavos. Ahora bien, el hecho de que el PIB crezca o disminuya depende de una serie de factores, entre ellos: el gasto público (el del gobierno), la inversión directa (la que se traduce en nuevas fábricas, etc.), las exportaciones, y más. De igual forma, al ser una medida macroeconómica, se ve impactada por las condiciones macroeconómicas que rodean al país durante el periodo de tiempo determinado. De tal suerte que quizá (con énfasis en el QUIZÁ) un bajo crecimiento del PIB en cierto periodo sea “más admirable” que un crecimiento más alto del PIB en otro cierto periodo.

Siguiendo entonces con esta idea, quisimos adentrarnos un poco más en los datos y ver que nos podían contar. Entonces, nos fuimos a analizar los últimos 20 años de información, específicamente acerca de las inversiones en México y algunos otros datos relevantes. El panorama se ve así:

DATLAS_EPN_Inversiones_Mexico_1997_2018

Por la simple tendencia de la gráfica cualquiera podría pensar que es algo positivo, y quizá así sea, pero expliquemos un poco cada concepto.

  1. El IPyC representa el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), esto quiere decir, que si hubieses invertido $1 peso en el índice, en diciembre de 1997, hoy tendrías $9.44 pesos.
  2. Si hubieses invertido ese peso en Certificados de la Tesorería (CETES), que son instrumentos de “cero riesgos”, hoy tendrías $5.02 pesos.
  3. Si hubieses cambiado ese peso a dólares, en 1997, y lo hubieses cambiado nuevamente a pesos en diciembre pasado (2017) habrías ganado $2.36 pesos por cada peso invertido.

Pero finalmente, ninguna de estas ganancias es “real” hasta que se compara con la inflación. La inflación es el aumento sostenido en los precios, lo cual afecta directamente el valor de tu dinero a lo largo del tiempo, es decir, el peso que tenías en diciembre de 1997 no compra lo mismo en diciembre del 2017. De hecho, compra menos, es decir, vale menos. De ahí la importancia de ver cada una de estas “ganancias” en términos reales, es decir, menos la inflación. En este ejemplo, nos podemos dar cuenta que el rendimiento real anual del tipo de cambio fue negativo, es decir, a pesar de que suena bien haber obtenido $2.36 pesos por cada peso invertido, en realidad no sirvió de nada porque esos pesos hoy en día valen menos que ese $1 peso que invertimos al inicio, ¿por qué? Porque la inflación obliga a que ese $1 peso de 1997 hoy valga $2.95 o más, no menos, como es el caso de la inversión en el tipo de cambio.

Ahora bien, es cierto que cada inversión tiene un riesgo asociado y este es directamente proporcional al rendimiento obtenido, es decir, invertir en CETES, dado que son “libres de riesgos”, se espera que comúnmente dé al inversionista una menor ganancia que invertir en el IPyC, pues el índice conlleva un cierto riesgo que se espera sea recompensado con mayores ganancias. Siendo así, pasamos a analizar más profundamente el mercado accionario y la historia nos cuenta esto:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al igual que hicimos anteriormente, analizamos los rendimientos de forma real, es decir, quitándoles el efecto de la inflación. Y creo que aquí podemos empezar a generar la reflexión: ¿cómo es que durante un periodo de crisis (2008-2010) tuvimos rendimientos positivos y durante un periodo “sin crisis” (2013-2015) tuvimos rendimientos negativos? No podemos culpar a la inflación, dado que se mantuvo en niveles similares durante los citados periodos. ¿Entonces, que pasó? Es cierto que durante este último sexenio hemos visto un deterioro en el rendimiento de nuestro mercado accionario, pero ¿qué tanto tiene esto que ver con las políticas de nuestro gobierno actual? ¿Alguno de los futuros aspirantes nos presenta propuestas que pudieran revertir estos indicadores a niveles más positivos?

Si volvemos a abrir un poco la toma y analizamos el panorama general de inversiones, centrándonos únicamente en este último sexenio, podemos observar lo siguiente:

DATLAS_EPN_Inversiones_Mexico_2012_2018.png

Ahora bien, el rendimiento negativo del mercado accionario ya lo habíamos visto, pero que tal el rendimiento del tipo de cambio ¿es bueno que el peso haya estado devaluado frente al dólar? ¿qué pasará si USA sale del NAFTA (North American Free Trade Agreement)? ¿qué sucede si, como dijeron la semana pasada las autoridades estadounidenses, aceptan una pequeña devaluación del dólar? ¿le favorece al peso? ¿qué pasaría con la balanza de pagos?…

Es cierto que estamos en época electoral, pero eso no es solo una moda o una temporada de ofertas, sino un momento de mucha reflexión. Estos no son todos los datos que podemos explotar acerca de este último sexenio y también es cierto que no todo son “preocupaciones” pero es crucial tomarnos el rol de la reflexión de una manera más seria durante este periodo, sobre todo ante la facilidad de acceso a la información.

En fin, visítanos en nuestras redes y cuéntanos ¿por quién piensas votar y por qué? ¿qué te ha parecido el desempeño de nuestro gobierno en este último sexenio? ¿cuál crees que sea la solución hacia futuro, más allá de las próximas elecciones?

@TheDatlas

-Keep it weird-